viernes, 21 de septiembre de 2007

consideraciones sobre la maternidad

lejos está el día en que desee tener hijos [algún día llegó pero se volvió a ir, afortunadamente], y cada vez se aleja más por muchas y variopintas razones que van de lo banal y vanidoso [perder la figura] a cuestiones más profundas, tales como el papel de la mujer y de la madre en la sociedad.

oído en la cocineta de mi oficina:

compañera 1 se quejaba de que sus doctores del issste, especialistas, no querían darle calcio y que para ello la remitían a su unidad de medicina familiar [como supongo debe ser].

compañera 2, con 7 meses de embarazo, le contestaba que a ella sí le daban pastillas donde las pidiera y que la atendían muy bien a donde fuera.

compañera 1 contestó: “es que no te están cuidando a ti, es al producto”

a lo que compañera 2 asintió con una sonrisa complaciente.

en esta plática chabacana, sale a la luz la idea de que una mujer al decidir ser madre cada vez es menos lo primero [mujer] y más lo segundo [incubadora orgánica móvil], y lo peor…con consentimiento de las propias mujeres que se sienten “más completas” por haber cumplido con una función natural y relegan su ser al producto, desde que lo carga en su vientre y hasta que uno de los dos muere…y a veces ni eso.

esto es tan cotidiano, que incluso vemos mal a quien elige no “disfrutar del milagro de la creación”. es común y normal que las mujeres tengan hijos, pero…

es un deber tener hijos por el simple hecho de ser mujer?

se debe dejar de ser mujer para ser madre?

el 10 de mayo, bodrio capitalista y cursi, festeja y enaltece a las “madrecitas mexicanas”. abnegadas incubadoras-enfermeras-cocineras-maestras-costureras-sirvientas-trabajadoras que aparte de todo se echan la bronca de soportar un mal marido, o criar hijos sin marido.

si son verdaderamente afortunadas, compartir la educación y el cuidado de los hijos con el padre, a quien por cierto, nadie trata tan amablemente como a la “señora”, y que quizá por ese resentimiento se desentienda de los hijos más fácilmente.

la madre cargará toda su vida con el hecho de haber sido madre, y lo que les pase a los hijos, aunque ya sean personas adultas y responsables de sus actos, a una madre siempre le dolerá…y lo que es peor, le duele lo que hagan sus nietos, y los hijos de sus nietos, y así hasta donde le llegue la vida.

ser madre cambia el estilo de vida de una mujer, pero no debería cambiar la vida de la mujer, y mucho menos, su condición de mujer como individuo libre y unitario.

5 comentarios:

Antonio dijo...

Creo que es una decisión muy complicada y no hay nada peor que asumirla porque no queda de otra.

Educación e información.

Un Abrazo.

irichc dijo...

Tu hijo no es un producto, ya que puede ser más inteligente que tú, mientras que el efecto pleno nunca supera a la causa plena.

Ab Uno dijo...

Si bien tu post no es tan nuevo, me parece que quiero dejar un comentario para quienes pasen por aqui. Tener o no tener hijos es, como dice Antonio, una decisión complicada, cubierta de "quediranes" y estereotipos de lo que es "ser" una mujer o peor, una #buena mujer". Para mi la idea de tener hijos se complica aun más cuando al cuestionamiento de la pérdida de la figura, por decir, se le juntan aquellas que tienen que ver con que en realidad creo que sería una madre dominante y vaya, una mala mamá.

Hace poco comentaba con una socióloga sobre su tema de la tesis doctoral, que trata justamente de las "no madres" y de como en nuestra sociedad no existe un concepto que agrupe a las mujeres no-madres. Justamente porque se espera que lo seamos. Un rollo complicado, pero muy interesante.

Ab Uno dijo...

por qué un blog tan bueno no ha tenido seguimiento??

al menos yo te espero...

Christian dijo...

Parece que mucha gente quiere realizarse por medio de ti, o presionarte a que pases las mismas dificultades que ellos:

¿Y para cuándo tienen hijos? (A lo que me encantaría contestar "qué te importa")
¿Si tener hijos es lo más hermoso del mundo? (pues qué reducido es tu mundo)
¿Pues qué egoísta eres? (más egoísta eres tú que traes una persona al mundo para tu propia "autorealización")
¿Si no van a tener hijos para qué se juntaron? (Bueno, ¿eres tonto o qué?)
Cada niño viene con su torta bajo el brazo (pues será que tú me lo vas a mantener).